Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Lecciones

No estoy seguro de haber aprendido las lecciones de 2017 porque no estoy seguro cuáles fueron. Sé que no tengo sino que moverme para que las cosas pasen y que tengo una importante obligación/función qué cumplir en la vida, en la sociedad y en mi futuro para que las cosas sigan pasando. Pero también quiero, desde ya, hacer cosas adicionales al cumplimiento de esas obligaciones. Cuando pude este año hacer algo no hice nada. Esa, supongo, es la lección. No esperar a que ya no haya ni una gota de agua, sino que ir moviéndome mucho para generar.

No es lo mío acumular, pero tantas canas me recuerdan que debo prepararme lo antes posible para el futuro. Tengo que establecer esas dos disciplinas a como dé lugar en 2018: Hacer algo más además de mi obligación como mantenedor y generar un patrimonio que me permita tener una adultez y una vejez tranquila.

¿Qué hice bien en 2017? Amar a mis hijos. Se dice fácil, pero amar bien no es fácil y yo estoy contento de nuestro amor. Judith, sin duda es mi…

Entradas más recientes

Rebotar

¿Cómo olvidarte?

Empezar de nuevo

43

La materia

Los placeres

Estudio monográfico